Jueves 27 de febrero de 2020

5 mentiras que de tanto oírlas se hicieron verdad en FITNESS

Compartir la nota

Por algún motivo, en el ambiente del Fitness sigue siendo muy poderosa la opinión de cualquier persona que tenga algo de información de dudosa procedencia antes que la de muchos profesionales estudiosos e idóneos del área. De este modo es que siguen desarrollándose muchos mitos que no tienen relación con la realidad. Hoy daremos por tierra con 5 de ellos.

Comer 5 veces al día. Mucho tiempo se dijo que esto mantiene a las personas activas, con el metabolismo alto y el apetito controlado. El resultado nos da personas que no controlan cuanto comen y cuantas calorías ingieren y una obesidad que aumenta año a año. Hoy por hoy se sabe que la suma de calorías ingeridas será la misma más allá de la cantidad de veces que se divida en el día, aunque comas tu porción en 3 o 7 comidas. Un pollo mantendrá su tamaño y su cantidad de calorías, lo comas en el almuerzo o partido en almuerzo y cena. Y no, tu metabolismo no tiene necesidad absoluta de comer todo el tiempo.

Ayunar es peligroso. Otro mito sin fundamentos. El desayuno es científicamente demostrado algo personal. No todos necesitan desayunar. Y a su vez hay personas que pueden desayunar liviano como también habrá otras que pueden tomarlo como una comida mas. Incluso hay evidencia de los beneficios de los ayunos intermitentes de vez en cuando. Lo que sí se sabe y hay mucha información al respecto, es que no es bueno desayunar azúcar, así que a controlar esos desayunos con tostadas y mermeladas. Siempre es mejor la comida real.

Una copita de vino protege tu corazón. De las peores falacias de la historia. Tomar vino por sus polifenoles, que puede también encontrarse en las frutas secas, es como salir a comer contento un combo doble de un local de comida rápida sólo porque el pan de la hamburguesa tiene semillas de sésamo.

Si tu hijo levanta pesos, se quedará enano. Una tontería absoluta, sin fundamento alguno en la ciencia. El ADN trae en su información cual será nuestra estatura aproximada y eso no varía por el entrenamiento de fuerza, el cual, por el contrario, es completamente sugerido y necesario para el desarrollo sano y saludable de nuestros niños.

El ejercicio aeróbico es lo mejor para perder grasa. La única forma de perder grasa es mediante balance energético negativo. Simple. Podes caminar, correr o pedalear 1 o 2 horas por día, pero si comés sin límites no vas a bajar de peso. Eso sin mencionar que el peso total incluye peso graso, muscular y orgánico, y que no siempre el peso indica obesidad. Y, por último, cabe destacar que el trabajo de fuerza y los entrenamientos de alta intensidad intervalada son igual o mas efectivos que el entrenamiento aeróbico convencional.

Jordan Vecino, Lic. en Actividad Física

Comentarios