Domingo 22 de septiembre de 2019

Alberto Fernández vuelve de España y empieza a definir su equipo económico: estos son los nombres que baraja

Compartir la nota

Ninguno de los interlocutores de Alberto Fernández durante su paso por España se lo iba a plantear en público. Pero la cuestión merodeó en cada reunión que mantuvo con empresarios, y con la titular del Banco Santander, Ana Botín.
Los ejecutivos se mostraron ansiosos por los planes del principal candidato a presidir la Argentina a partir de diciembre. Sobre todo, respecto de la deuda y de su opinión sobre cómo piensa ordenar la economía, que ya lleva casi un año y medio a los tumbos, sin encontrar un ancla para la estabilidad.
Las mujeres y hombres de empresas ibéricos aguardaron una señal de a quién designaría Alberto F. al frente del Ministerio de Economía. El candidato dejó en sus exposiciones que en su gobierno mandará la racionalidad y no los sobresaltos. Y que la prioridad será que la economía vuelva al crecimiento lo antes posible.
Alberto F. ya dijo públicamente que no dirá el nombre de su ministro hasta después de las elecciones. Pero su debilidad se llama Roberto Lavagna. Es la persona a la que el candidato le confiaría el manejo de la economía si -como la gran mayoría supone- el 10 de diciembre llega a Balcarce 50.
Cuando en su reciente viaje a Madrid le volvieron a preguntar, el candidato respondió con la frase que ya convirtió en latiguillo cada vez que le consultan por un nombre propio: “No tengo idea de lo que tiene ganas de hacer Roberto”, repitió, ahora, respecto de Lavagna. En tanto, el candidato de Consenso Federal salió a aclarar que no hubo contactos desde el Frente de Todos y que su objetivo sigue siendo llegar a la presidencia.
Hoy en día, Fernández se maneja con tres grupos de asesores. Uno, más íntimo, con el que ha venido trabajando desde la época del grupo Callao, con Matías Kulfas y Cecilia Todesca. A ese grupo más cercano también pertenece Guillermo Nielsen.
Pero en la cabeza de Alberto F. funciona el modelo de Néstor Kirchner, que tenía un manejo radial del poder y de la toma de decisiones.
Por eso mismo, el candidato suele comunicarse, individualmente, con otro grupo de asesores de máxima confianza, a quienes toma en cuenta en sus discursos, pero con quienes no sigue el día a día.
Ahí figuran economistas con distinta trayectoria dentro del espacio kirchnerista: están Emmanuel Álvarez Agis, Arnaldo Bocco, Miguel Angel Pesce, Miguel Peirano y el ex presidente del Banco Central, Martín Redrado. Todos ellos dialogan al menos entre una y dos veces por semana con Fernández. Suele convocarlos por temas puntuales pero relacionados con la crujiente coyuntura.
El tercer grupo está formado por reconocidos economistas, incluso de distintas tendencias ideológicas y políticas. El arco es amplio: va desde los ex banqueros centrales kirchneristas Mercedes Marcó del Pont y Alejandro Vanoli hasta Carlos Melconián, con quien AF ya se juntó a desayunar al menos un par de oportunidades en las últimas dos semanas.

Comentarios