Lunes 30 de noviembre de 2020

Diputados sumó millonaria partida de gastos y le pide a Guzmán que ahorre en otros rubros

Compartir la nota

La vida es como una caja de bombones, nunca se sabe lo que te va a tocar”. La máxima autobiográfica de Forest Gump se parece bastante al destino del Presupuesto. Desde que el ministro de Economía lo presentó en el Congreso, Diputados le sumó gastos en obras por $245.000 millones, más de medio punto del PBI que Martín Guzmán deberá compensar o dejar en suspenso para mantener el déficit fiscal del 4,5% que negocia con el FMI.
La Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC) analizó los cambios la semana pasada al participar de la comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado y en un informe reciente, donde destaca dos aspectos “novedosos” introducidos por los legisladores: por un lado, la disminución de créditos de ciertas partidas para financiar aumentos en los gastos y, por otro, la autorización al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, para financiar nuevas obras mediante el recorte de créditos aprobados.
Previo a la media sanción en la Cámara baja, el oficialismo efectuó ajustes que modifican la distribución de la “torta” prevista por Guzmán, pero sin incrementar el total de gastos de la Administración Nacional de $8.394.995 millones en 2021. Ese monto representa una caída real del 10% por la eliminación del gasto Covid (IFE y ATP) y el crecimiento de las prestaciones sociales por debajo de la inflación prevista, del 32%.
“Efectivamente, en el tratamiento del proyecto de ley de presupuesto hubo modificaciones e incorporaciones sugeridos por la Comisión de Presupuesto y Hacienda de Diputados (en coordinación con su par de Senadores)”, señalaron en Economía. Y destacaron el tratamiento legislativo “ordenado y prudente” del proyecto oficial con dictamen la semana pasada en Presupuesto y Hacienda del Senado, luego de obtener la media sanción el 28 de octubre pasado en el recinto de Diputados.
Diputados sumó casi un punto del PBI en nuevas obras, sin modificar el déficit fiscal previsto del 4,5%.
En materia de ingresos, el Congreso incorporó recursos por $13.289 millones (0,04% del PBI). De este total, $3.566 millones son ingresos no tributarios por la creación de una contribución obligatoria del 0,5% de las primas del seguro automotor y del 3% sobre primas de seguro, mientras que $9.722 millones de recursos con destino a la AFIP obedecen al aumento de impuestos internos a los productos electrónicos.
Otra de las fuentes de recaudación creadas es la nueva base de la alícuota (de 2% a 5%) del impuesto a las apuestas online (artículos 116 a 120), que prevé la tasa más baja para quienes tengan “inversiones genuinas en el país vinculadas a dicho rubro”. “Esta modificación -sin embargo- no pudo ser cuantificada por carecer de la información necesaria para calcular la base imponible del tributo”, explicó la OPC.
En cuanto a los gastos, los agregados ascienden a $295.599 millones, de los cuales $35.036 millones serán financiados con la disminución de fondos del Tesoro para asistir a las provincias (otras asistencias financieras). Y, en su lugar, esos créditos se reasignarán a gastos corrientes y de capital de AYSA, el servicio público de transporte automotor, municipios, infraestructura ferroviaria, y puertos, entre otros. Los más beneficiados serán la empresa pública proveedora de agua y el Ministerio de Transporte.

Comentarios