Martes 31 de marzo de 2020

El chocolate blanco no existe

Compartir la nota

Las aguas siempre estarán divididas entre aquellos que prefieren el chocolate de verdad, el amargo, y los que eligen el chocolate con leche o el chocolate blanco. Aquí las malas noticias para éstos últimos. El chocolate blanco no existe. Como lo leen. No tiene nada de cacao y para peor, no tiene nada de saludable.

Convengamos que, desde el principio, entrar a un supermercado y comprar un chocolate blanco en el envoltorio de una famosa vaca violeta (si, violeta) pastando alegremente en las montañas ya suena poco creíble.

El principal componente de todo chocolate de calidad que se precie es el cacao. Según la Escuela de Salud Pública de Harvard, para que un chocolate sea considerado una opción saludable, debería tener al menos un 70% de cacao. Y si el porcentaje es mayor, aun mejor. Sin embargo, el principal componente del chocolate blanco es, ni mas ni menos, que el azúcar. Y el cacao brilla por su ausencia, por lo que no posee ningún ingrediente que lo haga nutricionalmente saludable.

Cuatro Oreo bañadas y su equivalente en azúcar. Diez terrones

El cacao, contiene un elevado número de polifenoles, unas sustancias químicas que lo dotan de su peculiar sabor amargo. Los polifenoles han demostrado ser beneficios para la salud en general. Son capaces de aportar una dosis importante de antioxidantes que provoca efectos beneficiosos para el organismo como por ejemplo la reducción del colesterol o la protección antioxidante para la piel.

¿Y por qué no ponerle cacao al chocolate blanco? Porque esto es directamente imposible, tanto técnicamente como legislativamente. Primero, porque el cacao impediría que tuviese el color característico que actualmente tiene. Su color ya no sería blanco, sino marrón negruzco. Además, suponiendo que técnicamente fuera factible, la ley no permitiría etiquetarlo bajo esa denominación.

Todas las variedades existentes de chocolate, desde el blanco hasta el chocolate con almendras o el negro, están elaborados con ingredientes que se extraen de la planta Theobroma cacao. El fruto de esta planta, el grano de cacao, está compuesto por la manteca de cacao, la parte grasa y de un color mas claro, y la pasta de cacao, componente que da lugar al chocolate que todos conocemos con un color oscuro. La utilización de uno u otro ingrediente en la elaboración del chocolate es la que determina legalmente su denominación.

Así que ahora ya sabés qué chocolate elegir al momento de pasar por la góndola.

 

Lic. Jordan Vecino

Comentarios