Jueves 27 de febrero de 2020

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires compactó 2000 vehículos abandonados en 2019

Compartir la nota

En el año 2019 el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, removió 1774 vehículos abandonados, unos cinco por día, la mayor parte de esas remociones fueron solicitadas por los vecinos desde la aplicación BA 147 y por la web de gobierno.
El Secretaria de Atención Ciudadana y Gestión Comunal a cargo de Facundo Carrillo, explicó que: “el trámite es muy fácil. Se deben completar los datos de ubicación y subir dos fotos que muestren los signos del abandono, por ejemplo cubiertas desinfladas o vidrios rotos, entre otros. En caso de tener chapa patente, deberá estar legible en la imagen”.
El procedimiento es sencillo: una vez realizada la solicitud, un inspector se acerca al vehículo denunciado, labra un acta y pega una calcomanía avisando que existe una infracción. Luego se intima al propietario través de una carta documento o cédula, y si en los 15 días posteriores no hay respuesta, se procede a la remoción.
El cuerpo de inspectores de cada comuna también pueden actuar de oficio ya se trate de automóviles, motos, camionetas o camiones.
La compactación es realizada por el Programa de Descontaminación, Compactación y Disposición Final de Automotores (PRO.COM), que cuenta con una playa para ese fin.
Por su parte el Subsecretario de Seguridad Ciudadana del Ministerio de Justicia y Seguridad, Juan Pablo Sassano, expresó: “Desde que comenzó el programa en 2015 se compactaron 14.138 autos y el año pasado superamos los 2000. Lo importante es que mediante esta acción pudimos aportar cerca de 8 millones de pesos a la Fundación del Hospital Garrahan en concepto de donación”.
Según la normativa vigente en la Ciudad de Buenos Aires por medio de la Ley N° 342 del año 2000, los vehículos que estén en la calle, aunque sea en partes, cuando son hallados en estado de deterioro, inmovilidad o abandono “implican un peligro para la salud, la seguridad pública y el medio ambiente.
Además, a partir de 2018 comenzó a funcionar una nueva modalidad del servicio de remoción, que permite a los vecinos entregar los vehículos, o restos de ellos, de manera voluntaria al Gobierno de la Ciudad para su desguace y compactación. Las únicas tres condiciones para realizarlo es que el vehículo esté radicado en la Ciudad, que esté libre de todo gravamen, y que el titular del dominio no tenga inhibiciones para disponer de sus bienes.
El trámite de entrega voluntaria del vehículo es personal. El propietario debe presentarse con su DNI, el título de dominio del vehículo y el formulario 04 completo (es la baja del vehículo ante el Registro Nacional de la Propiedad Automotor) en el Programa de Descontaminación, Compactación y Disposición Final de Automotores, ubicada en la avenida Regimiento de Patricios 1142, 5to piso, de lunes a viernes de 10 a 16 horas.

Comentarios