Jueves 09 de julio de 2020

EL ÚLTIMO GRAN BAILE

Compartir la nota

Todos sabemos o supimos quien fue un tal Michael Jordan y sus Chicago Bulls de los 90s. Y anoche tuvimos otro golpe nostálgico al corazón con la emisión del último episodio de la serie documental que a través de Netflix, nos permitió ver los entretelones de uno de los mejores equipos deportivos de la historia. Fueron 10 episodios, 10 programas de casi una hora, que nos hicieron volver a sonreir de la mano de Su Majestad.

Como el año pasado fue el año de recuerdos y homenajes a Queen y Freedie Mercury, este 2020 de no ser por la pandemia del coronavirus, es el año en que se recordó al legendario jugador de basquetbol Michael Jordan. Aprovechando la cuarentena obligatoria, la plataforma de contenidos streaming apuró muy rápido de reflejos la serie “El ultimo baile” (producida por ESPN) y nos hizo volver como un flash a los años donde la moda era MTV, Friends, Windows y por supuesto los super Chicago Bulls, el equipo que nos hizo conocer a la NBA. En esos años Deep Blue le ganaba a Gary Kasparov, nacía la oveja Dolly, Lady Di y el Príncipe Carlos se divorciaban y el equipo comandado por Jordan, Pippen y Rodman dominaba la liga americana, ganando 6 campeonatos en 8 años, logrando en uno de ellos un récord histórico para la NBA, con 72 victorias de sus 82 partidos del torneo regular.

La serie recopila mas de 500 horas de filmación

Los Chicago Bulls, con Jordan a la cabeza, habían ganado 3 campeonatos al hilo, pero luego vieron como Michael abandonaría la competencia por 1 año y medio al fallecer su padre.  Finalmente, con su retorno al juego, nuevamente ganaron otros 3 campeonatos en fila. Fue durante esa última temporada, la 1997/98, que la dirigencia permitió que las cámaras de la prensa registren la intimidad de este equipo que se convertiría en leyenda. Todo ese material fílmico estuvo guardado durante más de 20 años y finalmente este año vio la luz.

“The Last Dance” en su título original o “El último baile” para Latinoamérica, que Netflix emitió durante 5 semanas soltando de a 2 capítulos por semana funciona como un golpe perfecto a la nostalgia. Es la historia de grandeza de un equipo de básquet, también es la biografía del mejor jugador de la historia para muchos y también es un documental de cómo se vivía y se comunicaba en épocas sin redes sociales ni internet al alcance de todos. Un retrato de época en el que los Toros de Chicago le mostraron al mundo por qué este deporte es tan especial.

Entre 1990 y 1993, los Chicago Bulls lograron ubicarse junto a los memorables Lakers y Celtics, únicos equipos en lograr campeonatos consecutivos, formando su propia dinastía.

El equipo que todos conocíamos de memoria

Los de Chicago contaban con Michael Jordan desde la temporada de 1984, y quedaron bajo la dirección de Phil Jackson desde 1989. Con estos dos lideres forjaron una nueva era deportiva. Por supuesto que no estuvieron solos: Scottie Pippen es tan conocido como Michael, y se cree, incluso, que de no ser por Jordan, él hubiera sido el mejor de la liga. También estuvo al nivel de las circunstancis el excéntrico Dennis Rodman, quien ya venía de salir campeón con los Detroit Pistons. En el primer tricampeonato se destacaron Paxson y Horace Grant. Para el segundo tricampeonato se sumaron Harper, Kukoc y Kerr. Crease o no, ese equipo era tan fácil de nombrar de memoria como cualquier equipo argentino de futbol.

La NBA fue creada en 1946, y tenía una larga lista de estrellas, como Dr. J, Wilt Chamberlain, Kareem Abdul-Jabbar, Larry Bird, Magic Johnson, pero no fue hasta la llegada de este equipo de toros que la NBA explotó a niveles inimaginables por todo el mundo. Ese equipo jugaba amistosos por todo el mundo. Y Michael puso en todas las televisiones del planeta marcas como Nike o Gatorade que hasta ese momento no eran conocidas.

El documental muestra el detrás de escena de los Bulls de los 90s

La serie documental muestra no sólo las cuestiones deportivas de una historia que ya se conocía el final desde antes de empezar a verla, sino también otras cuestiones personales y de trasfondo, como el asesinato del padre de Jordan, o sus conocidos problemas de apuestas. También se dedica tiempo para mostrar el pasado carenciado de Scottie Pippen quien aceptó un contrato a largo plazo que no lo favorecia pero que le servía para ayudar a su familia, como también la historia de Dennis Rodman quien pasó dos años en la calle cuando sus padres lo echaron de la casa. Impacta también la muerte del padre de Steve Kerr en un conflicto belico en Beirut. La formación religiosa y finalmente zen del coach Phil Jackson también cobra fuerza para entender las motivaciones de un equipo que forjó un momento bisagra del deporte mundial.

Ese equipo hizo historia. Cambió la historia. Si el boxeador Muhammad Ali fue un icono político y social, Michael Jordan fue un icono del marketing y la piedra basal de la globalización del deporte como show y entretenimiento. En 2016, Cleveland Cavaliers, con LeBron James a la cabeza, festejaron su campeonato, después de haberle ganado la final a los Golden State Warriors, el equipo que durante ese torneo regular logró un increíble récord 73-9 que nadie recuerda, aun habiendo superado a los famosos Chicago Bulls. Ese año se discutía si LeBron podía ser mejor que Michael Jordan. Ese mismo año MJ aceptó que se empezara a editar las mas de 500 horas filmadas para realizar este documental. Se entrevistaron mas de 100 personas y ni mas ni menos que 2 presidentes americanos. Tanto Obama como Clinton quisieron ser parte de la serie. A ese nivel se entiende el magnetismo de Jordan.

Michael Jordan, el mejor jugador de todos los tiempos

Michael fue el mejor de todos los tiempos y no se discute. Sólo Kobe Bryant y el mencionado LeBron se paran a medirse, pero ambos son en realidad el producto de Jordan. Kobe dijo él mismo en la serie que Su Majestad fue como un hermano mayor y que ganó lo que ganó por la influencia del 6 veces campeón. LeBron está hoy siguiendo los pasos de Michael al punto que está filmando la secuela de Space Jam, la película de Bugs Bunny… que protagonizó Michael. Sobran las explicaciones.

El último punto del Ultimo Baile

“El ultimo Baile” es una joya obligada para todos. Guste o no guste el basquet. Conozcan o no la NBA. Es un documental que no defrauda a nadie y que emociona a todos. Al igual que Michael, pelota en mano, con sólo 6 segundos en el reloj para terminar el partido frente a Utah en su último partido.

OPINIÓN. Jordan Vecino

Comentarios