Lunes 30 de noviembre de 2020

Empuje global para bonos y acciones argentinas

Compartir la nota

Los mercados festejaron la proximidad de la vacuna contra el coronavirus proporcionada por Pfizer y, para la Argentina, es otro “viento de cola” que podría ayudar a estabilizar la situación financiera que enfrenta el Gobierno de Alberto Fernández.
Si bien el mercado fue de “mayor a menor” y terminó recortando parte de las ganancias que tuvo durante el día, lo cierto es que el “clima” claramente es favorable para los activos de riesgo como la Argentina. Con la idea de comprar a precios regalados, es que se vieron alzas muy importantes en las acciones argentinas y los bonos. Y, lo que más le interesa al Gobierno: el Banco Central volvió a comprar dólares y esta vez se alzó con u$s113 millones.
Las últimas dos semanas fueron positivas para el Gobierno en su batalla por domar los dólares financieros. Como se dijo reiteradas veces, se decidió -en un primer momento- por aplicar el “garrote” y así reducir los tipos de cambio que surgían de arbitrar bonos y acciones (CCL y MEP). Ahora, y después de que se “controló” el overshooting que llevó la brecha a 150%, Martín Guzmán buscó darle un giro más ortodoxo (dentro de lo que puede en el kirchnerismo) a la política fiscal. Eso ahora se suma a un clima financiero que tracciona. La pregunta es si alcanzará.
Los ADRs argentinos ganaron hasta 23% este lunes y los bonos treparon hasta 4% en una gran jornada.
Todo para arriba (sin distinción)
Por lo pronto, los activos argentinos tuvieron una gran performance este lunes apañados por el rally de Wall Street. Se vieron subas de hasta el 23% en los American Depositary Receipts (ADRs), o sea las acciones locales que cotizan en el exterior. Sobresalió con esa alza Corporación América, le siguió Despegar (15% arriba), IRSA ganó 14% y los bancos en torno al 7%.
Los bonos soberanos también subieron de manera generalizada y sin excepciones, cosa que hace mucho no pasaba. Los aumentos que experimentaron los títulos públicos llegaron hasta 4% aunque la mayoría vio alzas más moderadas por encima del 1,5%. “La lógica de este movimiento en los precios es la misma que para la renta variable, los ánimos de los inversores mejoraron gracias al anuncio de la vacuna y cuando esto pasa ven con buenos ojos mayor cantidad de activos”, dice Rava Sociedad de Bolsa.
El riesgo país que mide el JP Morgan bajó 2,5% pero supo estar 5% abajo durante la rueda. La sobretasa que paga la Argentina está en torno a los 1.300 puntos (sea 13% más que los bonos del Tesoro de EE.UU.), niveles desorbitantes para un país que reestructuró su deuda hace pocos meses.
Mientras tanto, el gobierno sigue muy activo en el mercado de deuda local ya que se realizó una operación de canje de títulos en pesos por bonos AL30 o AL35. En vez de buscar fondeo como viene sucediendo, el Gobierno realizó un gesto a los grandes fondos de inversión como PIMCO y Franklin Templeton, permitiéndoles cambiar sus posiciones en pesos a unas en dólares para poder salir en la divisa.

Comentarios