Lunes 26 de octubre de 2020

En el primer semestre del año la pobreza ascendió al 40,9%

Compartir la nota

Los efectos provocados por la pandemia del Coronavirus, están dejando una huella muy profunda para la Argentina. En la tarde de este martes el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), organismo conducido por Marco Lavagna, publicó el informe con los datos de pobreza en nuestro país. El mismo arroja que en el primer semestre del año, la pobreza trepó a un 40,9%, lo que implica que unos 18,5 millones de personas en todo el país no logran cumplir con sus necesidades básicas.
A su vez, la indigencia trepó al 10,5%, equivalente a 4,8 millones de personas que a junio padecían hambre.
Si comparamos con el segundo semestre del 2019, el incremento fue de 5,4%, ya que entre Junio y Diciembre del año pasado, la pobreza llegó al 35,5%. Esta diferencia significa que hay 2,5 millones de personas más que cayeron bajo la línea de pobreza y 1,2 millones más de indigentes respecto del último semestre del año pasado.
Estos números son los peores desde el primer semestre 2004, que fue del 44,3%.
Por su parte el Ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, expreso: “los datos son realmente críticos y que el primer objetivo hacia adelante es recuperar a esas personas que cayeron en la pobreza en el medio de la pandemia porque se quedaron sin trabajo o perdieron sus ingresos. Por eso, queremos impulsar cinco sectores productivos clave: construcción, textil, producción de alimentos, economía del cuidado, y recolección y reciclado de residuos urbanos”.
Y agregó: “las cifras mejoraran en el tercer trimestre, ya que hubo más actividad económica. Desde el Ministerio apuntamos a recuperar y potenciar el trabajo, y a urbanizar los barrios populares y construir infraestructura básica. Por eso, estamos llevando adelante el plan Potenciar Trabajo, para que la gente tenga un ingreso de base que la lleve a trabajar y capacitarse en oficios”.
Desde el Indec aclararon que: “el ingreso total familiar promedio de los hogares pobres fue de $25.759, mientras la CBT promedio del mismo grupo de hogares alcanzó los $43.785, por lo que la brecha se ubicó en 41,2%, el valor más alto de la serie por cuarto semestre consecutivo. De esta manera, no solo hubo un aumento en la incidencia de pobreza respecto del segundo semestre de 2019, sino que la situación de las personas bajo la línea de pobreza empeoró por la mayor distancia entre sus ingresos y la CBT”.
En cuanto a los grupos de edad según condición de pobreza, el informe destacó que más de la mitad (56,3%) de las personas de 0 a 14 años son pobres, aunque el mayor crecimiento con relación al semestre anterior se observó en los grupos de personas de 15 a 29 años, con un aumento de 7,1 puntos porcentuales, y las de 30 a 64, con una suba de 5,7 puntos. El porcentaje total de pobres para ambos grupos es de 49,6% y 36,2%, respectivamente. En la población de 65 años y más, prácticamente no hubo modificaciones y se mantuvo en 11,4 por ciento.
Respecto de la distribución regional, las mayores incidencias de la pobreza en personas se observaron en las regiones Noreste (NEA) –42,8%– y Gran Buenos Aires (GBA) –41,6%–; y las menores, en las regiones Cuyo –39,5%– y Patagonia –37%–.

Comentarios