Martes 26 de enero de 2021

Escándalo de corrupción en la CAME: buscan expulsar al denunciante

Compartir la nota

Tras las denuncias por presuntos desvíos millonarios de fondos, ahora el Presidente de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa, Gerardo Díaz Beltrán, pretende avanzar sobre la salida del principal denunciante, el propio Vicepresidente primero de la entidad, Diego Navarro. El próximo lunes habrá una reunión interna que pretende desplazarlo de su cargo.

La cúpula de la organización fue denunciada en agosto de este año ante la Inspección General de Justicia (IGJ) por el presunto manejo irregular de fondos destinados al fortalecimiento y capacitación de sus entidades asociadas, que agrupan a más de 600 mil pymes. Dicha presentación judicial motivó a que se disponga un apercibimiento judicial dictado sobre Díaz Beltrán y la suspensión de las elecciones en la entidad, (que estaban previstas para octubre pasado), por no haber permitido la oficialización de otras listas y haber querido perpetuarse en el cargo de manera ilícita.

El expediente N° 3.113.141 se tramita en la IGJ contra CAME tras una denuncia presentada por el presidente de la Sociedad Rural de Córdoba, Pedro Humberto Salas, por la supuesta “administración, distribución irregular y desvío de fondos” del Instituto Argentino de Capacitación Profesional y Tecnológica para el Comercio (INACAP) por la suma de 353 millones de pesos. De acuerdo con Salas, la asignación de esos fondos a federaciones y cámaras asociadas a la Confederación Argentina de la Mediana Empresa se habría realizado “en forma absolutamente irregular”.

Uno de los objetivos de la investigación, apunta a la creación de la empresa denominada Pymetic SA, para el manejo de CAME PAGOS, poniendo el foco en el destino final que tenían los fondos recaudados y si el dinero daba el beneficio a la Confederación y sus socios, o era parte de una triangulación de empresas, entre las que se nombra a Feentech SA. De hecho, el accionar de estas firmas, involucraría al ex intendente porteño Carlos Grosso, de reconocidos vínculos directos con la reciente gestión del macrismo.

De izquierda a derecha: Gerardo Diaz Beltran (Presidente CAME), Mauricio Macri (entonces Presidente de la Nación) y Jose Bereciartúa (entonces Secretario General CAME)

Dichas denuncias y pedidos de investigación sumaron más tensión e incertidumbre a la crisis política de CAME, a partir de una conducción fuertemente ligada al gobierno de Cambiemos y principalmente a la figura de Mauricio Macri, lo que debilita a la actual conducción de Gerardo Díaz Beltrán y su principal aliado Ricardo Diab (Vicepresidente 2do), que ya venía golpeada a partir del alejamiento de la nómina de consejeros de Martin Trubycz, ex secretario Pyme del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Por todo esto, según se conoció en las últimas horas, el mandamás de la CAME convocó urgente a todo el Consejo Directivo de la organización para un encuentro virtual a celebrarse el dia de hoy, lunes 21 de diciembre, a partir de las 11 hs, con la intención de aprobar la expulsión de Navarro, por haber apoyado dichas denuncias que pretenden sumar transparencia a la gestión de la entidad.

Al respecto, Diego Navarro explicó que buscan expulsarlo “para evitar que la investigación se profundice desde adentro” porque señaló que “la entidad se niega a presentar en la justicia el presupuesto de 2020, los balances de 2017 a 2019 y el detalle de inversiones que hizo la confederación en 2019”, por una denuncia que presentó él mismo, por violación al derecho a la información.

Gerardo Diaz Beltran y Elisa Carrio

Finalmente, Navarro consideró que “se trata de un último manotazo de ahogado de Díaz Beltrán, que pretende sacar del medio a quienes no operan como secuaces de sus asuntos espurios” y concluyó diciendo que “cualquier decisión que tome el Consejo Directivo será viciada de nulidad, al menos hasta que la justicia se expida”.

Comentarios