Martes 26 de enero de 2021

Galperin, picante con el Bitcoin: la visión del CEO de Mercado Libre sobre las criptomonedas

Compartir la nota

Idolatrado por muchos, visto con recelo por otros, Marcos Galperin alcanzó su pico máximo popularidad tras su apoyo explícito al gobierno de Mauricio Macri y sus encontronazos con referentes del gremialismo. De uno u otro lado de la grieta, nadie lo duda: es el empresario más importante de la Argentina.
No sólo dirige a Mercado Libre, la empresa que fundó y convirtió en la firma latinoamericana más valiosa con una cotización que ronda los u$s85.000 millones. También es el hombre más rico del país, con una fortuna que roza los u$s4.300 millones según Forbes.
Amante del ajedrez y confeso fanático del maestro estadounidense Bobby Fisher, y del rugby, deporte que practicó en su adolescencia, Galperin absorbió lo mejor de ambas disciplinas: la paciencia para ejecutar quirúrgicamente su estrategia, un talento innato para conformar equipos y la lectura precisa para saber cuándo atacar.
“Es un fuera de serie, un visionario. Ve la jugada antes que todos y siempre acierta”, afirma a EnCrudo un empresario que vio de primera mano la génesis del unicornio en el subsuelo de edificio de Saavedra que pertenecía a la curtiembre de los Galperin.
Por eso, su voz es sumamente escuchada en los ámbitos empresariales. Pero también es la voz latina más autorizada para hablar sobre el dinero digital: Mercado Pago es la fintech más importante del continente.
Tanto es así que los analistas afirman que si la firma se escindiera Galperín pasaría a comandar los dos unicornios más grandes de la región.
Así lo ve también PayPal, que no dudó en desembolsar 750 millones y generar una alianza estratégica para que se pueda abonar con Mercado Pago en los locales que aceptan a la firma estadounidense como medio de cobro. Y viceversa, salvo claro, en Argentina.
El nuevo dinero
Los CEO de ambas empresas compartieron un podcast. Y tocaron un tema que atañe a toda la industria de pagos: Dan Schulman, mandamás de PayPal, no dudó en preguntarle a Galperin su opinión sobre las criptomonedas, dado el interés de varios gobiernos (EE.UU., China y Europa, entre otros) de acuñar la propia.
“Las criptomonedas son excelentes para sustituir al oro”, no dudó en señalar el ejecutivo argentino, quien descarta que puedan usarse como medio de pago. No es una opinión nueva, en Twitter ya había hecho referencia al “boom” de la divisa virtual líder.
“Hace más de 5 años que se dice esto de Bitcoin”, respondió a un usuario sobre la etapa de experimentación que de la divisa. “Tiene una infancia interminable”, agregó, picante, el CEO.
En efecto, Galperin cree que escalar un medio de pago cripto provocaría un costo energético muy alto, ya que divisas como Bitcoin y Ethereum, las más usadas en el planeta, requieren del minado. Es decir, usuarios usando sus computadoras (minando) para validar las operaciones y darle robustez a la red.
“Estamos en un mundo con calentamiento global y muchos problemas energéticos, en el que creo que se necesita invertir en energías limpias y renovables. Por lo tanto, no creo que los gobiernos quieran gastar recursos en la minería de una moneda digital”, remarcó.
Galperin cree que las billeteras digitales ofrecen una mayor inclusión que las criptomonedas
En este sentido, para Galperin “no es muy probable que las criptomonedas se conviertan en monedas de curso legal”, sino que ve más posible que sean un complemento de las monedas fiduciarias. Pero esto no significa que el fundador del unicornio argentino descarte estos instrumentos.
De hecho, Mercado Pago fue parte del consorcio Libra que -liderada por Facebook- busca crear una moneda virtual estable cuya cotización estará atada a un pool de divisas fiduciarias como el dólar o el euro. Aunque la fintech criolla se bajó cuando los reguladores estadounidenses pusieron la lupa en el proyecto.
“Marcos no odia las criptomonedas: les está buscando su uso práctico. Para más datos, sigue de cerca la blockchain, una tecnología que le parece fascinante”, advierte una fuente que exige el off-the-record, y agrega algo que repiten otros entrevistados: “Está un paso adelante”.
En sí, Galperin recomienda a Bitcoin como reserva de valor, una suerte de oro digital, una visión bastante compartida dentro de la comunidad cripo. Un activo que requiera escasas transacciones, debido a que es cada vez más costoso -y contaminante- minar divisas virtuales.
“Los pagos digitales, usando las monedas normales que tenemos hoy, son realmente interesantes porque proveen numerosos servicios a una gran cantidad de personas que usaban efectivo y no podían acceder a créditos, pagar digitalmente o tenían riesgo de inseguridad o robos”, remarcó.
Ante la inclusión financiera que incorporan las fintech, Galperin asegura que “se pueden tener muchos de los beneficios de las criptomonedas utilizando simplemente el pago digital”.
La visión de Galperin es igual a la de otras fintech que buscan tener su propia moneda de cambio y sin minado para uso exclusivo dentro del ecosistema. Muchas veces, sin que el propio usuario se dé cuenta de que en realidad las está usando. Quizás ese sea el interés de Galperin en la blockchain.
De hecho, ya existen monedas virtuales sin minado, en las que las transacciones no se validan por proof of work, es decir, no la validan los usuarios que proveyeron más capacidad de cálculo con su equipamiento; sino por proof of stake, en la que la tarea recae en quienes tienen más monedas.
Esto no sólo baja las necesidades de procesamiento y la consecuente contaminación, sino que reduce a su máxima expresión los costos. En definitiva, Mercado Pago hasta podría quedarse con gran parte de las monedas para mantener su rol como principal validador de transacciones, algo similar a lo que hace Ripple, una criptomoneda muy usada entre los bancos, cuya empresa emisora se reservó parte del circulante.

Comentarios