Jueves 27 de febrero de 2020

Grieta en el Gabinete, la ministra de la Mujer cruzó a Alberto y Cafiero por el aborto y los presos políticos

Compartir la nota

Los días pasan y algunas diferencias inevitables empiezan a salir a la luz. Este último fin de semana se observaron marcadamente la interna entre el Kirchnerismo duro y el Albertismo.
La Ministra de la Mujer, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, inexplicablemente salió a cruzar directamente al Jefe de Gabinete de la Nación, Santiago Cafiero, por los presos políticos y al mismo tiempo al propio Presidente de la Nación, Alberto Fernández, sobre el proyecto del aborto que se presentará en el Congreso.
El enojó de la ministra se debe a que Cafiero negó la existencia de presos políticos, recordemos que Gómez Alcorta fue hasta hace poco la abogada de Milagro Sala y puso el ejemplo de la dirigente kirchnerista para contradecirlo. “No tengo dudas de que es una presa política”. En el mismo sentido el Ministro del Interiro, Wado de Pedro, también había dicho que Sala es una presa política.
Durante este fin de semana también cruzaron al Jefe de Gabinete, Julio De Vido, Nora Cortiñas y Jorge Ferraresi, entre otros.
Por su parte Cafiero manifestó: “No tengo dificultad en estar envuelto en ninguna discusión. Creo que tenemos que tener en claro que en la Argentina existió la persecución política, una organización respecto al lawfare, pero lo cierto es que los procedimientos judiciales están siendo llevados adelante y es algo que lo tiene que determinar la Justicia, un poder independiente”.
A su vez agregó: “El Ejecutivo debe dejar que la Justicia si tiene que revisar sus causas lo haga, como lo está solicitando la defensa de los detenidos, que en muchos casos manifiestan que fueron detenidos injustamente. Nosotros planteamos eso; obviamente queremos que haya justicia y que si hay detenidos injustamente, sean dejados en libertad”.
Para finalizar Gómez Alcorta también se diferenció del Presidente Fernández respecto del Proyecto del Aborto. “El presidente habló de un proyecto para terminar con la penalización del aborto, lo que implicaría una diferencia con la legalización que proponen los grupos feministas”.
En cambio dijo: “va a ser un proyecto de legalización. Entendemos que se trata más de una cuestión semántica a pesar de que sabemos las enormes diferencias, en referencia a despenalizar. Yo soy abogada penalista, además. Sin lugar a dudas es un proyecto de legalización el que se va a enviar al Congreso”.

Comentarios