Domingo 17 de noviembre de 2019

“Hay Gato para rato”

Compartir la nota

Ayer en una de las últimas reuniones de gabinete ampliado que se desarrolló en el Centro Cultural Kirchner,  el Presidente de la Nación, Mauricio Macri, salió a marcarle fuerte la cancha tanto a propios como a foráneos. El principal receptor del discurso fue al titular de la UCR, Alfredo Cornejo, quien le cuestionará su liderazgo político, a partir del 10 de Diciembre cuando entregue el mando a Alberto Fernández, el nuevo presidente electo.

También fue un mensaje tanto como para Horacio Rodríguez Larreta (quien fue el único que puedo ganar una elección y así retener el bastión principal del PRO) como también para María Eugenia Vidal. Ambos se encuentra desarrollando una estrategia tanto política como territorial para poder comenzar la era del post macrismo.

Pero el mensaje de Macri fue claro y basó buena parte de su discurso para anunciar que quiere liderar la oposición.

Cornejo había declarado que: “no creía que pueda haber un liderazgo único en la oposición”. “Va a haber liderazgos compartidos de una mesa más horizontal, donde figuras como Horacio Rodríguez Larreta, la propia María Eugenia Vidal a pesar de la derrota, son necesarias en esta construcción y el radicalismo alrededor de sus autoridades institucionales”

A su vez agregó: “No puede ser una conducción unificada en una persona, porque una sola figura no representa la coalición en su conjunto, pero en un partido casi empresarial y vertical como el PRO. Deberán corregir eso”.

Es por estas declaraciones que se entiende la embestida del actual presidente, quien dejo en claro que: “mi compromiso no termina con el fin de una gestión”. “Como les pasará a muchos de ustedes, ahora no puedo despegarme del compromiso público, ese compromiso pasó a ser una vocación, y ahora es parte de nosotros”.

También manifestó: “Desde el lugar donde me toque, voy a seguir trabajando para lograr el país que nos merecemos y que hoy vemos más cerca que nunca”. 

Para finalizar concluyó: “Para los que me preguntan si me voy a retirar de la política, les digo: estoy acá y no me voy a ningún lado. Quiero seguir trabajando por el país junto a este gran grupo de dirigentes y funcionarios que se formó y creció en estos años: hay gato para rato”.

Mientras tanto y con diferencia de segundos desde el las oficinas de Marcos Peña lanzaron una campaña en las redes sociales con el hashtag #ElLiderEsMacri.

Pero lo que más impresionó fue la furia de muchos twiteros contra las principales figuras de Juntos por el Cambio.

“Ojo muchachos no se les ocurra volver a equivocarse. #ElLiderEsMacri No vaya a ser cosa que tengamos que salir un millón a la calle para refrescarles la memoria. Acá hay que llegar JUNTOS. No hay lugar para egos ni apetencias personales”

“¡Muchos se quieren subir al liderazgo del 41% y no los dejaremos! Ese 41 decide q el único lider es Macri y no aceptamos otro! ¡Qué vengan q les presentaremos batalla!”.

“Oigan @GugaLousteau, @DifusionCornejo y todos los que se quieran subir: El que junta gente en la calle y se ganó el 41% de los votos es MACRI, ustedes están pintados, con ustedes no vamos. A ver si les queda claro.#ElLiderEsMacri Vamos, gente, que se enteren”.

“¡Exacto! Tipo que privilegie sus intereses personales por sobre los de la coalición, tipo que se queda afuera. ¡Estamos hartos de politiquería barata! Si tienen hambre de poder, que la satisfagan afuera. Estamos MUY cansados de mugre y bajeza política. MUY cansados. ¿Quedó claro?

Comentarios