Domingo 31 de mayo de 2020

Kicillof logró convertir en Ley su reforma impositiva, pero con un costo político enorme

Compartir la nota

Tenemos reforma impositiva en la Provincia de Buenos Aires, después de muchas idas y vueltas, el Gobernador bonaerense, Axel Kicillof, logró que en la noche de este miércoles se aprobara el proyecto de reforma impositiva.
La Ley se consiguió después de arduas negociaciones con la oposición y modificaciones de seis artículos del proyecto original, lo cual le generó al gobernador un gran costo político que no tenía pensado despilfarrar en el primer mes de su gestión.
Si bien se aprobó la Ley, se lo pudo notar muy disgustado tanto a Kicillof como a sus ministros (uno de ellos expresó: “¿A quiénes defienden? Que se dejen de disfrazar de defensores de la clase media”) y a todo el bloque de legisladores del oficialismo.
Desde el ejecutivo en La Plata criticaron enfáticamente a los senadores que levantaron la mano para votar la ley y manifestaron que: “La oposición deberá explicar por qué propuso medidas que desfinancian a la provincia en pos de beneficios para los sectores más poderosos”,
Mientras tanto la Vicegobernadora de la Provincia, Verónica Magario, expresó: “La oposición destrozó el espíritu que tenía la ley. La provincia va a recaudar 10.000.000 millones de pesos menos por las modificaciones que hicieron”.
El propio Kicillof es el que puso en palabras el descontento de todo el peronismo. “No estamos de acuerdo con las modificaciones porque todas estas medidas desfinancian a la Provincia y favorecen a sectores concentrados. Fue su decisión política: cuando son oposición representan y defienden a los mismos sectores para los que gobernaron. Nuestro gobierno tiene prioridades distintas”.
La oposición buscó modificar los artículos 6, 20, 22, 25, 27 y 100 del proyecto original. La mayoría de ellos correspondía al aumento de ingresos brutos en los servicios de profesionales, la TV por cable y las actividades portuarias. Este último ítem fue el punto de conflicto. La oposición pretendía eliminar el artículo o lograr una baja en el impuesto. El Gobierno resistió pero finalmente cedió. La tasa bajó.
Los referentes de Juntos por el Cambio, se encontraban muy satisfechos ya que manifestaban: “El proyecto que se aprobó fue una tercera versión del documento a la que se llegó luego de un cónclave en la Legislatura.
Luego del primer intento de aprobar la Ley, Kicillof modificó nueve puntos del proyecto original que sirvió para acercar posiciones con la oposición.
Entre esos cambios, el mandatario decidió que los jubilados con haberes mínimos no paguen el impuesto inmobiliario urbano, reducir la alícuota de ingresos brutos a las actividades de los profesionales y a la venta de los comercios minoristas, extender beneficios para las pymes del sector agropecuario, descentralizar en los municipios el cobro de patentes modelos 2009, eximir del pago de tasas e impuesto inmobiliario a las asociaciones civiles y poner un techo al incremento del impuesto automotor, que no podrá ser mayor a la inflación del 2019.
Para que se aprobará la Ley los cambios fundamentales fueron:

1- Ingresos Brutos:
Se reduce a 1,5% la alícuota para la venta minorista de lácteos, huevos, pan, productos de almacén, kioscos, frutas y verduras cuando no superen $ 2 millones de ingresos totales (gravados, no gravados y exentos). El proyecto oficial establecía 2,5% para la venta minorista de todo tipo de productos.
Se redujo al 3,5% la alícuota para servicios jurídicos, notariales y contables, del 4,5% de la iniciativa girada por Kicillof.
Se mantiene en 1,5% la alícuota del impuesto sobre la fabricación de medicamentos como en la ley anterior, se deja sin efecto la suba al 3,5% del proyecto del Ejecutivo provincial.

2- Automotor:
El aumento no podrá superar en un 55% lo pagado en 2019, cuando en el proyecto oficial el incremento podía llegar al 100%. Asimismo, los municipios recuperan íntegramente el cobro de las patentes de vehículos con más de 10 años de antigüedad.

3- Inmobiliario:
El proyecto establecía aumentos de hasta 75% para el 50% de las partidas (aproximadamente 2,6 millones de propiedades). En la ley sancionada se reduce al 10% de las partidas (unas 600.000 propiedades valuadas en más de $1,7 millón), con la posibilidad de abonar como máximo un 55% más que el año anterior por pago anual.
Se eleva el monto no imponible para micro pymes a $10.420.000 de $7,2 millones del proyecto oficial.
El beneficio por pago anual para todas las categorías y para la planta urbana y rural se aumentó del 20% al 25%

4- Actividades portuarias:
Se redujeron a la mitad las tasas extraordinarias por tonelada cargada ($ 46,50 contra $93 del proyecto) o descargada ($139 contra $278) y $23 por tonelada de mercadería removida durante el mes ($ 46 en la iniciativa del Ejecutivo).

Comentarios