Domingo 17 de noviembre de 2019

La final de la Copa Libertadores se jugará en Lima, Perú

Compartir la nota

Finalmente, la Conmebol definió a Lima como sede de la final de la Copa Libertadores de América entre River y Flamengo, el próximo 23 de noviembre. La capital peruana había surgido como opción del consenso entre los dirigentes y reemplazará a Santiago de Chile. El Estadio Monumental, con capacidad para 80 mil espectadores, tiene más posibilidades de albergar la definición que el Nacional, que en esa fecha tendrá otro evento masivo.

Teniendo en cuenta el conflicto social y los graves incidentes que suceden en la capital trasandina, el organismo resolvió que la final continental se mude más al norte de América, a 3.100 kilómetros desde Buenos Aires y a 3.700 de Río de Janeiro.

Éste martes fue una jornada de reuniones en la sede de la Conmebol en Luque, Paraguay. Sin llegar a un acuerdo en primera instancia, se deribó a un cuarto intermedio y del mismo se acordó la realización del partido definitorio en Lima, que organizó los últimos Juegos Panamericanos.

Comentarios