Jueves 28 de mayo de 2020

La OMS sostiene que el uso de tapabocas y barbijos no es necesario.

Compartir la nota

Desde este lunes 4 de mayo comienza a regir el uso obligatorio de tapabocas y/o barbijos en la Ciudad de Buenos Aires, ya sea para moverse por la vía pública como también dentro de automóviles cuando circulen con dos o mas personas en su interior. Las sanciones por no cumplir con este requerimiento van desde los 10 mil a los 80 mil pesos.

Sin embargo, y en la vereda opuesta a esta nueva reglamentación local, este ultimo fin de semana la OMS divulgó que el uso de tapabocas no es necesario ya que no colabora a evitar la propagación del contagio del virus Covid-19.

Una vez más, el organismo internacional insistió en que las vías habituales de contagio son las gotitas presentes en la tos o los estornudos de una persona infectada y por eso recomendó mantener la distancia social, el lavado de manos y la limpieza de nuestro hogar como principal método de protección al virus.

Los tapabocas son obligatorios desde hoy en la Ciudad

La OMS confirmó que, por el peso mismo de las moléculas del virus, es imposible que éste quede flotando, sino que, por el contrario, cae rápidamente al piso. Por ende, no es posible que sea transmitido por salir a la calle, aunque pasemos por el mismo lugar por donde pasó una persona infectada.

De este modo, la Organización Mundial de la Salud, en función de la evidencia científica disponible hasta el momento, desestimó utilizar mascarillas o barbijos para transitar por las calles como método de prevención. En este mismo documento, se reiteró la importancia de mantener la distancia de seguridad recomendada de un metro, ya que estamos más expuestos a las gotitas respiratorias con capacidad de infección que produce una persona contagiada cuando tose o estornuda.

El virus es pesado y no se dispersa a distancias mayores a un metro y cae antes al suelo por su propia gravedad. Otra vía de contagio es tocar alguna superficie sobre la que haya tosido o estornudado una persona portadora del virus, por lo que se sigue pidiendo a la población evitar tocarse la cara cuando se está en espacios públicos. Por ello, la OMS insistió en la importancia extrema de la higiene frecuente de las manos y la limpieza y desinfección ambiental.

La OMS salió así a corregir el estudio de los científicos de estudios previos que aseguraban que el coronavirus SARS-CoV-2 aguantaba suspendido en el aire hasta tres horas de media y que era capaz de mantenerse con capacidad de contagio en superficies como el plástico o el acero inoxidable hasta tres días y en el cartón hasta 24 horas. La OMS mencionó que ese estudio se llevó a cabo en el laboratorio, usando aparatos que no reflejan las condiciones reales de la tos o el estornudo humanos.

Cuidate y cuidá a los tuyos

Como sabemos, este virus es nuevo y todavía se lo sigue estudiando, por lo que la información que tenemos es absolutamente cambiante y dinámica. Será cuestión de tiempo y paciencia para seguir aprendiendo sobre esta amenaza que puso al mundo en jaque.

Por lo pronto seguimos aconsejando: #QuedateEnCasa.

Comentarios