Miércoles 13 de noviembre de 2019

Ser parte de El señor de los Anillos

Compartir la nota

En las afueras de la ciudad de Matamata, región de Waikato, isla norte de Nueva Zelanda se encuentra escondida una de las regiones mas maravillosamente mágicas de este planeta. Aquellos fanáticos de la literatura dirán que este pedazo de tierra de casi 900 hectáreas es, ni mas ni menos, parte de la Tierra Media, y mas específicamente “La Comarca”, el hogar de los hobbits.  Estos entrañables personajes son parte fundamental de las historias de J.R.R. Tolkien, quien escribió el libro “El hobbit” y luego la trilogía “El Señor de los Anillos”, los cuales fueran best seller primero, y luego una absoluta sensación del cine mundial, con seis películas que no sólo se ganaron el cariño de millones de espectadores, sino también el respeto de la academia de cine americana quien premiara con varias estatuillas, incluyendo el Oscar a mejor película en 2003.

Volviendo a La Comarca, este terreno ondulado de verdes colinas es propiedad privada de un tal Alexander y es zona de pastoreo. Incluso al llegar a la zona, la primera imagen será la de cientos y cientos de ovejas observando mansamente a todos los visitantes. El lugar en cuestión se llama Hobbiton y es el lugar de filmación de las 2 trilogías mencionadas que eligió el cineasta y director Peter Jackson y su grupo de búsqueda desde una avioneta que avistaba todo Nueva Zelanda para elegir las locaciones que se utilizarían para las diferentes etapas de las películas. Una vez finalizados los 6 filmes, este pueblo “hobbitense” no fue desarmado, sino que por el contrario, se lo dejó tal cual para que los curiosos y fanáticos pudieran visitarla todos los días del año.

Para llegar se puede acceder en auto o en cualquiera de los muchos buses alquilados que se ofrecen como parte de los tours turísticos desde Auckland principalmente o desde otras ciudades cercanas. Una vez llegado al lugar, nos encontraremos con el punto de encuentro, desde donde salen los micros que ingresan a La Comarca. En este lugar está la recepción, un bar/restaurante muy bien ubicado y el local de merchandising donde, honestamente, dan ganas de llevarse todo. Desde los mapas de esta Tierra Media ficticia hasta las copas y cubiertos de los enanos o elfos. Por supuesto que también está a la venta cada ítem personal de los personajes como el gorro o la pipa del gran mago Gandalf.

Cada diez minutos salen los mini buses para ingresar a La Comarca desde la recepción y en su recorrido ya se va sintiendo la magia del lugar, mientras se oye la música de las películas y un guía señala un puente a la derecha donde Frodo recibía al gran mago gris al comienzo de las películas.

El detallismo y realismo del lugar impacta, porque no sólo se mantuvo todo como se vio en el cine, sino que además al recorrer el lugar, uno se encuentra con lugares que no salieron en las películas y dan noción del nivel de profesionalismo que tuvieron los realizadores para poder ahondar en la experiencia y darles a los actores una verdadera sensación de hogar.

Este terreno fue descubierto por Peter Jackson en 1998 y la construcción del pueblo hobbit comenzó al año siguiente, incluyendo movimiento de colinas, árboles y maquinaria que tuvo que además construir 1.5 kilómetros de rutas. Esta recreación llegó al punto de presentar 39 hoyos donde, según los libros, vivían estos pequeños seres mitológicos. Durante las 2 horas de recorrido se podrán apreciar que hay hoyos distintos según las profesiones, por lo que hay casitas con herramientas de fundición, otras con herramientas de sembrado o algún que otro vendedor de quesos. Todo esto hecho a escala, con lo que es común encontrarse con mini escaleritas, mesas y sillas que bien podrían usar niños humanos o hasta puentes y carretas que sólo podría usar un hobbit.

El único lugar construido a escala de seres humanos es el bar donde finaliza el tour y donde los visitantes pueden comer algo o probar cervezas de cortesía con opciones varias, incluyendo sin alcohol. Este bar es ademas el lugar elegido para todos aquellos que quieran llevar la experiencia un poco mas allá. Porque por unos dólares mas uno puede, si quiere, quedarse unas horas mas finalizado el tour tradicional. Las opciones normales son 2 comidas diarias donde el visitante puede quedarse a almorzar o a cenar. El menú incluye un festín de comidas dignas de lo que pueda comer un enano de la Tierra Media. También hay opciones mas extravagantes como fiestas temáticas privadas o hasta casamientos!

Para construir este lugar, los productores se tomaron 3 meses de arduo trabajo, pero pareciera que por la magia que se vive y respira en este pueblo de película, y los millones de turistas que visitan el lugar cada año, La Comarca seguirá de pie por muchos años mas. Frodo, los hobbits y todos nosotros, agradecidos.

Para mas información sobre este maravilloso lugar visitanos en Instragram @chiruzosporelmundo donde encontrarás además, fotos de otros lugares del mundo.

 

Comentarios